Cuando una aplicación se vuelve famosa, muchos intentan aprovecharse del hype para disparar sus seguidores, para hacerse reconocidos o para generar dinero de la manera más fácil posible. Estrategias hay muchas, pero hay una que ha movido a los medios desde siempre, gracias a la naturaleza de los seres humanos: la pornografía. ¿Y qué pasa si la combinamos con una app como Periscope? Sigue leyendo

Los medios han girado en torno a la industria de la pornografía y se han aprovechado de los límites que la ley (y la doble moral) han marcado. Hablar de evolución tecnológica y no hablar de cómo la pornografía ha influenciado es tapar el sol con un dedo. La pornografía hizo que el VHS le ganara al Betamax y que el Blu-Ray empezara a ser el formato estándar por encima del HD DVD gracias a todo el material extra que podía almacenar. Y el procedimiento que hoy en día parece tan normal como pagar con tarjeta de crédito cualquier suscripción en internet, se debe en gran parte a una compañía que en los 90 se creó para comprar contenido pornográfico como el famoso video de Tomy Lee y Pamela Anderson.

Y es que cualquiera quisiera un pedazo de la torta de una industria que se dice genera alrededor de 57 billones de dólares al año. Muchos más ingresos que todas las ganancias combinadas de las grandes cadenas de tv estadounidenses como ABC, CBS y NBC.

Y Periscope, una app que alcanzó su primer millón de usuarios en apenas 10 días y 10 millones en 4 días, no podía quedarse atrás dentro de todo este negocio. ¿El problema? Que los dueños no tienen nada que ver. O bueno, sí tienen que ver: quieren evitar el creciente uso que algunos le han dado algunas personas a la transmisión de eventos en vivo para algo mucho más que mostrar el concierto del artista de moda.

A pesar de que las condiciones de uso y privacidad de Periscope prohíben la difusión de contenido sexualmente explícito y la prostitución, muchos usuarios están aprovechando la transmisión en directo de la plataforma para mostrar contenido sexual e, incluso, su propio servicio de webcam erótico. No hace falta navegar mucho por Periscope para darse cuenta de que están comenzando a proliferar este tipo de videos. Chicas periscopeando partes de su cuerpo y ofreciendo irse quitando la ropa a cambio de una acción tan ínfima como un follow.

Hoy en día ya es imposible pasar más de 5 minutos en Chatroulette sin que salga un hawaiano con su hawaianito en la mano.

¿Algo nuevo? Para nada. Allí está Chatroulette, que nació en 2009 con la idea de que usuarios de todo el mundo pudieran comunicarse entre sí, aunque no se conocieran. Al poco tiempo era más el contenido sexual y los hombres con ganas de verte desnudo o desnuda que aquellos que buscaban un amigo en otra latitud. Hoy en día ya es imposible pasar más de 5 minutos en Chatroulette sin que salga un hawaiano con su hawaianito en la mano.

La pregunta es: ¿será Periscope la próxima plataforma estrella del porno? Yo creo que sí, al igual que muchos especialistas. Es que se trata de una evolución. Es como pasar de masturbarte con una revista porno a luego hacerlo viendo un video de YouPorn.

El tiempo real parece ser el próximo protagonista. Snapchat hace tiempo actualizó su app y ahora se puede hacer transmisión en vivo. Meerkat también cuenta cada vez con más usuarios, ahora está integrado con Facebook para hacerle frente a la integración de Periscope con Twitter. Y desde Facebook Mention ahora los famosos ya están empezando a hacer transmisiones de video en vivo. ¿Quién será la primera que lo utilice para mostrar más de lo que Zuckerberg quiere? Creo que simplemente es cuestión de tiempo.

¿Será Periscope la próxima plataforma estrella del porno?

Una de las visionarias que está aprovechando este boom es la modelo de Los Ángeles, Nora Segura, que avisa por su cuenta de twitter sus transmisiones en Meerkat y Snapchat donde va mostrando sus atributos a cambio de likes, comentarios y corazoncitos. Desde que lo hace su fama ha crecido astronómicamente. Y como ellas hay varias que se han unido a la movida. Solo tienes que buscar muy bien.

Captura de pantalla 2015-10-18 a las 2.31.31 p.m.

Otro caso que agarró algo de relevancia en redes, fue el de un usuario que se hizo muy famoso porque iba a club de strippers y transmitía desde Periscope haciéndole a las chicas lo que le pedían en tiempo real. Lo bloquearon, pero desde él han existido varias cuentas que se dedican a mostrar más que su cara.

Y el potencial es cada vez mayor y la industria sigue creciendo con plataformas como Peniscope.tv, una especie de Periscope pero dedicado solo a mostrar escenas sexuales para exhibicionistas y voyeuristas. Su premisa es que hagas “streaming de tu vida sexual”.Captura de pantalla 2015-10-18 a las 2.58.29 p.m.

Incluso con los Google Glass se está viendo cada vez más el potencial con app como “Sex with Google Glass” que te permite ver y grabar mientras tienes sexo (incluso puedes ver lo que ve la otra persona ve). O plataformas como Chaturbate, donde el requisito para entrar es hacer click en un botón en el que se asegura tener 18 años (así no los tengas), y aceptar las condiciones de privacidad. Una vez allí podrán encontrar de todo: pederastas, hombres desnudos, esclavas sexuales de países europeos o profesionales del sexo. E incluso puedes ganar dinero allí según lo que estés dispuesto a hacer.

Captura de pantalla 2015-10-18 a las 3.00.39 p.m.

 

 

Y así pudiésemos ir desmenuzando todo el roñoso universo que ha ido surgiendo gracias a todas estas plataformas que los usuarios van modelando según sus necesidades y potencialidades.

¿Qué más veremos?

No lo sé. Solo sé que el porno y las redes sociales parecen ser una dupla de la que aún no sabemos el verdadero poder.

Bienvenidos a la verdadera revolución del porno.

Si quieres recomendaciones de chicas para seguir en tu snapchat este artículo es para ti.