“La única manera de saber cómo corregir lo que sucede, es hacer una evaluación de lo que sucedió hasta ahora”, afirmó Julieta Lares

Por María Gabriela Rodríguez Ivanac

El Centro de Estudios de la Economía Venezolana de la Universidad Monteávila, realizó el pasado 15 de mayo, el segundo foro titulado Venezuela, ¿cómo vas? Una visión integral para superar la crisis, que se llevó acabo en el auditorio de la Universidad Monteávila. Este foro contó con las intervenciones de los profesores Julieta Lares, Juan Garrido Rovina y Maxim Ross, quienes ofrecieron al público presente, hipótesis y medidas a la situación económica que vive Venezuela, desde el plano académico.  Plantearon sus reflexiones desde el punto de vista de la pluralidad que implica la academia, ya que el problema  que atraviesa Venezuela no abarca solamente a la economía, sino otras aristas, como la parte sociológica, histórica y el derecho.

  Se plantearon reflexiones desde diversos puntos de vista. Julieta Lares, directora del Centro de Estudios de la Economía Venezolana, planteó que los resultados de lo que han sido las políticas sociales, económicas e incluso institucionales en el país, podrían resumirse en la estadística de la pobreza. Lares afirmó que el éxito o el fracaso de lo que han sido las gestiones de los distintos gobiernos, se pueden ver a través de las cifras de la pobreza.

Se presentaron gráficas en las que se apreciaba la fluctuación de la pobreza entre los años 1976 y 1996. Durante ese periodo, la pobreza osciló de un 12% a un 9.5% en el año 78, el cual fue el año de más baja pobreza. Hasta el año 84 la pobreza fue menor al 20%, periodo prolongado de estabilidad. De ahí en adelante hubo un aumento vertiginoso y dramático en el índice de pobreza, medido según el método de la línea de ingreso, propuesto por el premio Nobel de Economía, Amartya Sen. En el año 96 la pobreza llegó a ser de un 88.2% y dentro de ella la pobreza crítica, es decir, los hogares que no podían cubrir con su ingreso familiar la canasta alimentaria, era el 62% de la población.

Dentro de las medidas que ayudarían al ingreso familiar y a que todas las familias puedan cubrir sus necesidades básicas, sugeridas por Lares, están el salario mínimo, el empleo público y las pensiones. Estas medidas solo aportarán resultados satisfactorios de utilizarse de la forma correcta, ya que Lares afirmó que en muchas ocasiones ha existido el salario mínimo, pero este no cubre las necesidades básicas de una familia o solo cubre la canasta alimentaria. “Con mayores ingresos hay un estímulo a la demanda, de una economía que debería responder con mayor producción”, concluyó la directora del Centro de Estudios de la Economía Venezolana.

Cortesía Cristian Hernández

Posteriormente presentaron sus ponencias Juan Garrido Rovina y Maxim Ross, ambos directores del Centro de Estudios de la Economía Venezolana. Hablaron de una visión integral para superar la crisis y de la necesidad de una sinergia, entre lo político, lo económico y lo social, partiendo desde una determinada época, de 1939 hasta el 2014, donde se resaltó la problemática planteada durante ese periodo, las 10 etapas de altísima conflictividad. Garrido afirmó que parte del problema de fondo es que no se ha sabido combinar adecuadamente la parte política, económica y social. Afirmó que es un problema que tiene relación con un inconveniente histórico, que es la relación entre el estado y la sociedad. El año 1939 es emblemático para la economía venezolana y es por eso que se partió de ese punto, en el que por primera vez el valor de las exportaciones petroleras llegaron prácticamente a mil millones de dólares, se creó el Banco Central de Venezuela, las circunstancias combinadas de la segunda guerra mundial con la dinámica económica que existía y la insuficiencia de  infraestructura legislativa, provocaron una suspensión de las garantías de la libertad económica y el poder ejecutivo comenzó a dictar lo que se llamó el derecho a la legislación de emergencia, con garantías suspendidas, característica vigente en la actualidad, porque de 1939 hasta hoy, entre la legislación de emergencia y las leyes habilitantes, el poder ejecutivo ha sido el gran legislador en Venezuela. Ross expuso la realidad económica de los venezolanos a lo largo de distintas épocas, haciendo énfasis en los 60. “En los años sesenta Venezuela logra, desde el punto de vista económico, el primer modelo integrador en lo que respecta a la sociedad. ¿Por qué esas cifras de pobreza son tan bajas en esos años?, porque Venezuela se industrializó”, afirmó Ross.

Cortesía Cristian Hernández

 

Cortesía Cristian Hernández

 

Cortesía Cristian Hernández