La red social Twitter, comenzó arder luego de una serie de fotografías en unas botellas de “agua bendita” que fueron repartidas en el municipio Chacao, con una imagen del alcalde de la localidad venezolana, Ramón Muchacho.

Sin duda alguna, la Semana Santa en Venezuela ha dado de que hablar no sólo por la falta de agua, electricidad, los alimentos y la calima. Esta ocasión una polémica se generó en el municipio Chacao tras las imágenes del alcalde del municipio Ramón Muchacho sobre unas botellas de “agua bendita”.

 

La red social Twitter, comenzó arder luego de una serie de imágenes sobre unas botellas de “agua bendita” que fueron repartidas en el municipio Chacao, en el Distrito Metropolitano de Caracas, con una imagen del alcalde de la localidad, Ramón Muchacho.

 

Algunos fieles se sintieron ofendidos mostrando su descontento tras recibir la tradicional agua con la cara del Alcalde. Sin embargo, el político aseguró que todo fue “un error” y ofreció disculpas a la ciudadanía.

En las redes sociales los usuarios llegaron a comparar Muchacho, con el recordado expresidente de Venezuela, Hugo Chávez, quién en una ocasión ordenó repartir agua con su imagen durante una campaña Presidencial

Muchacho, también resaltó que no había visto el diseño de las aguas que se ofrecerían, “hasta el momento en que llegué a la misa Aunque las botellas fueron donaciones de un particular, se cometió un error al haberse permitido que el arte en cuestión fuera impreso con mi imagen”.

Quema de judas

 

El Alcalde de Chacao, no solo vivió el inconveniente del “error del agua”, sino que además le tocó enfrentar el incómodo momento en que fue quemado como Judas en su localidad.

“Considero positivo que hayan  expresado públicamente sus opiniones políticas”, escribió.

Ramón Muchacho, también consideró lamentable luego trajeron las cenizas del judas y lo dejaron en la puerta de mi casa con un letrero que decía: “atentamente tus cenizas vecinos”.

Comentó que sus hijos fueron quienes encontraron “la sorpresita” de las cenizas en la puerta de su residencia.

“Lamento que algunos hayan querido transformar una tradición inocente en una acción macabra, y hayan vulnerado mi hogar y a mi familia”, afirmó el alcalde.

 

 

Comenta: ¿Qué opinas sobre lo ocurrido?