Prevenge.

Dicen las personas que las mujeres embarazadas son un aluvión de ternura y que, cuando están encintas, son los seres más inofensivos y cariñosos del planeta.

Sin embargo, Alice Lowe ha escrito y dirigido una película para llevarnos la contraria.

Prevenge es una película bastante macabra y extraña, no es de extrañar que su género apunte hacia esa dirección, porque Lowe planeó el manuscrito mientras estaba en gestación y veía películas de terror.

Producto de su mezcla de ocio resultó Prevenge. Una historia convulsa, rara, extraña, y sobretodo, muy original.

Una sinopsis retorcida

Una mujer que espera a su bebé empieza a a perder la locura luego de recibir la noticia que su marido alpinista ha muerto en una de las picos más elevados y helados del globo terráqueo.

A partir de ahí, ella entra en un estado de mutación, en donde va perdiendo todo vestigio de humanidad y simpatía para dar paso a una sombra que solo quiere saciar su profundas ganas de hacer daño.

Lo crazy del asunto es que, no obstante, enfila su venganza contra los amigos que acompañaron a su esposo ese día en los Alpes porque así se lo ordena la infernal criatura que tiene en su interior.