Prince.


Hace más de un año y medio que murió y aún sigue influyendo en áreas jamás sospechadas: resulta que el polémico y polifacético músico será homenajeado por Pantone.

Para los que no saben, Pantone es un instituto de color muy prestigioso en el mundo. Su guía de colores es utilizado por toda la industria gráfica.

De hecho, el verde del Whatsapp es un color diseñado en forma exclusiva por Pantone.

¿Pero de dónde surge la idea de crear un color para Prince? ¿Y por qué, precisamente el color morado?

Pues bien, tenemos que devolver las hojas del calendario hasta situarnos en 1984.

En ese año, Prince actúo en una película llamada Purple Rain. En ella hacía un papel casi autobiográfico. Para los críticos la película fue un asco. En cambio la sociedad la categorizó como película de culto.

Sí más o menos se fijan en el título de la película podemos ir entendiendo la relación que empezaba a tener Prince con ese color: morado.

Más tarde, ese mismo año creó un nuevo símbolo para identificar su propuesta musical. Tenía problema con su disquera: Warner Bros. Así que se cambió el nombre de Prince a Love Symbol#2.

Durante 10 años llevó ese apelativo hasta que pudo recuperar su nombre y la autoría sobre varios de sus éxitos.

Y así se llama el color que ha diseñado especialmente para Prince: Love Symbol#2.

Además, en cada uno de sus conciertos, se ponía en las teclas de un piano especialmente diseñado para él. Y si, adivinaron: su color también era morado y la marca era Yamaha.

El piano hacía juego con las vestimentas de Prince que también utilizaba colores fríos para no desentonar con el juego de colores que proponía en su show musical.

Prince se apropió del color morado: le dio relevancia y publicidad como ningún otro artista lo había hecho antes. Lo vistió, lo uso, lo publicó, lo mostró. Incluso, para varias personas que visualizan el nombre del artista, el color morado sale en la misma imagen que el cantante.

Quizá para el artista resultaba de buena suerte. Le gustaban temas esotéricos y toda la cosa.

Entonces, Pantone quiso hacerle un homenaje.

El resultado puede verse en casi cualquier artículo que pertenezca a la industria gráfica: muebles, mesas, camas, chaquetas y un sinfín de cosas más.

De esa forma, Pantone hace un guiño al firmamento y dice: Larga vida a Prince.