Así que te ves a ti mismo como una persona normal, ¿cierto? Pues, bueno, tal vez no te estés analizando lo suficiente. Todos tenemos nuestras fallas, solo que no nos gusta darles forma ni nombre, como la psicosis, por ejemplo.

Es muy probable que seas un psicópata y aun no te hayas dado cuenta. Sigue leyendo y descubrirás que no eres tan “sano” como pensabas.

Eres introvertido.

psicopata

Te hablas a ti mismo más que lo que le hablas a otras personas. Para ser honesto, las voces en tu cabeza suelen ser mucho más placenteras que esas que hay en la realidad. Las voces de la realidad solo causan problemas, en tu opinión. Entre más se eviten mejor será.

Nunca te detienes.

psicopata

Cuando intentas comunicarte con alguien, nunca te rindes. Ni una sola vez. Si estás escribiendo mensajes, bombardeas con mensajes. Si estás llamando y no te contestan, gastas todo el espacio del buzón con muchos mensajes de voz. Si nada de eso te ayuda a lograr tu objetivo, te vas hasta donde esa persona y la persigues durante todo el día. Una puerta no es un impedimento cuando tienes un hacha a la mano. No hay descanso para ti, jodido psicópata.

Odias a todo el mundo.

psicopata

No te importa quien sea. No te cae nadie. La humanidad en general, la detestas, y sientes que te molestan con su existencia. Todo el mundo es fastidioso, pedante, aburrido; por eso prefieres alejarte de ellos. Todo es más bello de ese modo.

 Te dan arranques de locura.

psicopata

 

Tienes bajones de luz en tu cabeza, y no son los momentos que más sueles disfrutar. Haces de cualquier cosa un problema y empiezas a gritar en público y a patear cosas. Buscas llamar la atención de alguien y hablarles “¿cómo les parece esta @%&$?”, y no te importa. Estás molesto sin razón alguna. Digno de un buen psicópata en potencia.

Personalidades de asesino.

psicopata

Siempre eliges al villano o al asesino como tu personaje favorito. Les aplaudes sus acciones y disfrutas cada momento de sus fechorías. No es que quieras matar a alguien o hacer tales actividades, solo te sientes muy cómodo con ellos. Ahora ya sabes por qué tus amigos te ven extraño cuando ven películas.

Psicópata de infancia.

psicopata

De niño te gustaba incinerar hormigas con tu lupa. Eras de esos chicos que pasaba su tarde de recreo lanzándole piedras a los pájaros y a cuanto bicho se te atravesara. Te gustaba alzar tu gato y tirarlo bien alto solo para comprobar si caía de pie. Cuando mamá hacía el almuerzo te gustaba ayudarla a despresar el pollo o cortar la carne. Eras muy feliz.

Dime con quién andas y te diré quién eres

psicopata

Tu mejor amigo es el tipo más extraño del mundo.Vive fuera de la ciudad en un cabaña con su madrastra y casi nunca habla. Probablemente sea igual o peor de psicópata que tú.


Tal vez te podría interesar:

Las enfermedades mentales de Game of Thrones

¿Qué sería de nosotros sin Internet?