Rita Wu.


No sabemos qué pensar al respecto. La humanidad se ha vuelto terriblemente enferma o es el paso hacia nuevas experiencias. Aunque, lo más enfermo del caso, es que cualquier afirmación podría ser válida.

A ver, vamos por pasos para no perdernos.

¿Qué pasaría si te dijéramos que existe una tecnología que podría programar el orgasmo? Una vaina así como que: A las 10: 00 am Daniela entra al trabajo. Y son las 9:30. Tiene 10 minutos para tirar con Andrea.

Necesita el super traje del Corpo Vibratil.

La chica que controla el tiempo

El Corpo Vibratil es una cosa que parece salida de otro mundo. Su confección estuvo a cargo de Rita Wu, la chica que controla el tiempo y probablemente los orgasmos. ¿Qué tan cara puede resultar a ser la cura de la disfunción eréctil?

De pequeña, Rita Wu soñaba con ser la próxima Stephen Hawking. Y se lo tomó tan en serio, que la pana tiene estudios en arquitectura, biología, matemática, programación y diseño. Igualito que Maduro, no?

Bueno, el caso es que de tanto estudiar, se dio cuenta de algo que probablemente todos habíamos pasado por alto. “El cuerpo es la mayor de las tecnologías, solo conociéndolo en profundidad, podemos abrirnos a nuevas dimensiones de placer que no solo se limitan a la genitalidad”.

Y con esa brillante intervención, explica una cosa realmente gráfica, que volvemos a apuntar, probablemente desconociamos. “La mayoría de las mujeres ni siquiera ha mirado dentro de sus vaginas, no saben que hay una glándula causante de que eyaculen. Cuando no nos conocemos de forma total, perdemos el poder que tenemos sobre nuestro cuerpo”.

Estimulación total

Rita Wu, muy crítica sobre el papel que tienen los vibradores en el mercado, comenta que por qué quedarse con eso, en vez de buscar una estimulación total que sacuda todas las zonas del cuerpo.

“¿No te parece extraño que los vibradores tienen forma fálica y que vayan dirigidos a meterse dentro de la vagina? ¿Por qué no hacen otros instrumentos para desatar las vibraciones que esconde el templo inexplorado del cuerpo femenino”. apunta con lucidez.

Después del coñazo oral, hablaremos sobre el dichoso traje.

Corpo Vibratil

Hay una palabra que se vuelve muy importante dentro del tema: las vibraciones.

El Corpo Vibratil, según cuenta la diseñadora, es una pieza que pretende revolucionar el mercado. “El traje incorpora cuarenta motores de vibración para sentir un espacio, como si abrazaras o vistieras un edificio o una ciudad”.

Además, agrega un punto que resalta la palabra que habíamos mencionado anteriormente. “También ha trabajado las extensiones clitorianas que permiten a la mujer experimentar la sensación de tener un pene, controlar la vibración de los teléfonos celulares para llegar al orgasmo o la creación de perfumes biológicos con feromonas”.

Más o menos vamos viendo hasta dónde quiere llegar Rita Wu. Y por eso quisimos incluir la pregunta que formulamos al principio. ¿Es una locura o revolución?

Y de alguna forma, es un avance tecnológico es increíble. Eso de tener un estimulante artificial que la prenda como un fósforo, para cualquier mujer, debe resultar curioso, enigmático y tentador.

Pero la cosa no acaba ahí, y es que el traje no es un invento de la nada, sino que forma parte de una estructura mediática compleja que se llama

Tecnoporn

Es una plataforma interactiva que tuvo sus inicios en Facebook, pero ha ido creciendo Actualmente cuenta con dos mil miembros.Y como bien lo cuenta su creadora. “Siempre existe un sano debate respecto a presente y futuro del tecnoporno, por ejemplo: creación de objetos en 3D“.

Lo de Rita Wu es incomparable. No ha habido antecedentes parecidos jamás en la historia.  Es una investigación que ha desarrollado por años hasta que dió con el cuento.

Y sin embargo, su trabajo no acaba ahí: actualmente está desarrollando un proyecto dentro del laboratorio de biología y creó un manual de reconocimiento de enfermedades comunes en mujeres.

¿Sorprendente, verdad?