Su magia parece inagotable.

Muchos creímos que su carrera parecía acabada, y de cierta forma él nos dio a entender eso con el pasar de los años. Ya con 37, casi pisando el cuarto escalón, el crack brasileño no se declara retirado del todo de las canchas, y siempre, cuando tiene el tiempo para pisar un terreno de juego, deja perlas que llenan las retinas de aquellos que somos fanáticos del fútbol.

Su partida del FC Barcelona significó el descenso de su laureada historia futbolística. Pasó de ser el mejor futbolista del mundo, a un gran jugador, pero para muchos, el “10” brasileño dejó su huella como una leyenda que fue en Europa y que ha sido antes ahora de colgar las botas (soy uno de ese “muchos”).

Actualmente, “la sonrisa del fútbol” se encuentra disputando la Liga Premier de Futsal en India con otras estrellas ya retiradas como Steven Gerrard, Ryan Giggs, Míchel Salgado, Deco, entre otros.

Y por si fuera poco, el “Brujo de Porto Alegre” dejó uno de esos gestos técnicos que siempre serán recordados.

A pesar de estar cayendo en el marcador 0-4 en la última jornada del campeonato indú, “Dinho” se montó el equipo  al hombro y anotó un “Hat Trick”. El último de sus goles fue una perla que dejó atónitos a todos los espectadores.

El ex internacional con la Selección de Brasil recibió un pase filtrado por parte de un compañero, y éste con solo una finta dejó regado al portero, quien intentó anticipar la jugada.

Gols do jogo de ontem ⚽⚽⚽ @premierfutsalindia

Una publicación compartida de Ronaldo de Assis Moreira (@ronaldinho) el 21 de Sep de 2017 a la(s) 6:40 PDT

Ya frente al arco, el brasilero definió con su famoso “No Look shoot” (disparo sin mirar).

Pero su esfuerzo no fue suficiente, los Delhi Dragons cayeron 3-5 ante el Bengaluru, y a pesar de la derrota, como nos tiene acostumbrados, Ronaldinho dejó material para deleitar nuestros ojos.