Hoy en día muchos se esfuerzan por tener “una gran vida sexual”, mientras que en la calle, en Internet o en cualquier publicidad te venden la propaganda de “buen sexo” y te imaginas que todos lo están teniendo bien.

Sexo everywhere...

Incluso, ahora se ven escenas sexuales muy explícitas hasta en nuestros programas favoritos de la televisión, pero como nunca antes . Hoy en día, las parejas ya no tienen que comprar pornografía o visitar tiendas para adultos, sólo basta con acurrucarse en el sofá y ver Game of Thrones, por ejemplo.Y es que ya no es cualquier porno, es porno con trama y buen guión, con personajes hasta más interesantes que los de una película porno tradicional. Solo imaginen: una mujer de cabello blanco resurgiendo desnuda de las cenizas; caballeros enanos teniendo sexo; y hasta grandes orgías medievales con exóticas mujeres de regiones inhóspitas.

sexo

El sexo está en los medios de comunicación en casi todas partes. Claramente lo vemos a diario todos y terminamos interesados de algún modo. Pero, ¿cuál es el secreto del “buen sexo”? Y ¿cuándo el sexo se convierte en “hacer el amor”? ¿Hay alguna diferencia entre el sexo y hacer el amor? Y si es así, ¿qué es? …

Las respuestas surgen desde cualquier rincón del mundo, algunas muy obscenas y otras bastante simples, pero en general estas tres suelen ser las más comunes:

1.Tener sexo es follar salvajemente, duro, con locura y desmedida pasión.

2. Se puede tener sexo duro, como también suave, y no necesariamente estar enamorado de la persona, solo basta con que se de la situación.

3. Hacer el amor es más lento y suave, y sólo ocurre entre dos personas que están enamoradas, se tienen mucho respeto y consideran que hacer el amor es el punto máximo de su…amor.

Las dos primeras respuestas (basadas esencialmente en las tres respuestas más populares sobre este tema) demuestran que no es necesario que haya “amor” para hacerlo, solo la ocasión y algo de gusto y disponibilidad.

La única constante en todas las descripciones es que todos ellos se refieren a la velocidad y el acto físico, más no a una relación que trasciende la expresión física. En el número 3, hablan de ya una relación y una base para la conexión, pero la mayoría de los comentarios se refieren a la velocidad como si eso fuese el instrumento de medición. Esto puede ser una pista.

Del sexo surge el amor, del amor surge el sexo, ¿o es al revés?

sexo

¿Es posible que la diferencia entre tener sexo y hacer el amor sea que el sexo termina justo cuando termina el acto físico y hacer el amor vaya mucho más allá del acto?
O sea, ¿se puede hacer el amor sin tener relaciones sexuales? por ejemplo, cosas como:

Abrazarse mientras ven una película
El robo de un beso apasionado
Mirarse mutuamente mientras cenan
Salir a caminar juntos solo por el placer de hacerlo

¿Serán estas formas de hacer el amor también? Puede que sea posible que el hacer el amor -en el sentido sexual- no sea más que otra expresión y confirmación del verdadero amor compartido entre dos personas, cuando nace a partir de una base de “hacer el amor” en la vida cotidiana, por supuesto.

Si el foreplay o juego previo es considerado una mejora para potenciar el sexo, ¿será posible que las expresiones de amor hacia tu pareja sean como los juegos previos pero más divinos hacia la construcción de sexo sorprendente? Eso suena peligrosamente orgásmico y tal vez algo idealista, pero sin duda vale la pena tomarlo en consideración. Por lo tanto, es también posible que incluso un par de amantes mantengan relaciones sexuales durante mucho tiempo sin llegar a amarse.

Quizá la diferencia entre estos dos términos acuda más a algo netamente técnico, o tal vez a la velocidad con la que se realiza el acto, o simplemente no haya diferencia alguna, pues de algún modo, ambos se complementan. Existen personas que luego de tener mucho sexo con alguien terminan enamorándose, como hay otros que estando muy enamorados terminan teniendo mucho sexo… y del bueno.

En cualquier caso, ya nuestra sociedad ya le ha forjado significado a estos dos términos y la gente suele comprenderlos e, incluso, saber cuándo usarlos. Para algunas personas marca una gran diferencia -como decir “te quiero” a “te amo”- para otras nada en lo absoluto. Basta escuchar a dos personas enamoradas decir “vamos a follar, amor” y ya.

Como dijo una vez Woody Allen: “El amor es la respuesta, pero mientras esperas la respuesta el sexo plantea algunas preguntas bastante interesantes”.

[divider] [/divider]

Tal vez te pueda interesar: