Los estudios sobre el cuerpo humano se han vuelto más osados con el tiempo. Los límites que se encargaban de establecer neblinosas reglas van siendo alumbrados de forma progresiva con la luz de la infinita curiosidad científica.

Muestra de mi reciente observación obedece a las razones encontradas en un estudio que realizó el Dr Joseph Palmar.

-El pana burdesocupado-  realizó varias entrevistas a un grupo de 24 personas en su laboratorio respecto a las diversas experiencias sexuales que habían tenido bajo la influencia del cannabis o el alcohol.

De su informe, se desprenden varios puntos interesantes:

  1. El alcohol distorsiona la percepción del atractivo.

Y si, no obstante por eso existe un meme muy famoso que dice…

bxigax0ceaacgsq

2. El arrepentimiento es más común con el alcohol que con la marihuana.

“Cuando estoy pegado me apetece prepararle algo de comer a la persona con la que me acabo de acostar” dijo uno de los participantes. “En cambio, cuando estoy borracho es más bien, me largo de aquí'”.

Palmar se refiere a la conducta del individuo diciendo que: “El sentimiento más común tras el sexo estando borracho es el arrepentimiento”, “Hombres y mujeres frecuentemente hablaban de arrepentimiento y vergüenza asociadas con el consumo de bebidas alcohólicas, cosa que fue poco frecuente cuando se hablaba de marihuana”.

Conclusiones que cimentan la teoría de que mientras tienes unos 3 o 4 tragos en la cabeza, -o la botella entera- sueles terminar arrepentido a la mañana siguiente. PORQUE TIRASTE CON ALGUIEN QUE NO QUERÍAS.

3. La marihuana induce a un estado notorio de paranoia, mientras que el alcohol induce a expulsar lo que has comido en el día, o simplemente, a caer como una plasta en la cama y borrar cassette.

Uno de los participantes del estudio confesó que se quedó dormido a medio polvo. Otro dijo que tuvo que parar varias veces para ir corriendo a vomitar.

En cambio, “Cuando estás muy fumado empiezas a pensar que el sexo es raro, en plan ‘¿Qué es el sexo’?” comentaba otra de las entrevistadas.

4. El cannabis potencia las sensaciones, el alcohol te duerme todo. Sí, adivinaste. TODO.

“El alcohol entumece mucho” indicó uno de los hombres del estudio “Todo parece estar a medio gas, mientras que con la marihuana se intensifica”.

5. Tirar borracho es peligroso.

drunk07

FIN.

¿Dónde dejé mi trago?

Créditos: Playground.