Sin batería.


¿Cuántos de nosotros se olvida de meter en el morral el cargador para cargar el teléfono? Probablemente nadie levante la mano o asiente con la cabeza. Sí, todos nos hemos asegurado de meter las llaves, la billetera y el móvil en el bolso antes de salir de casa.

Necesitamos esos 3 objetos día a día. Sin embargo, uno de ellos parece más importante que otros: el celular se ha vuelto una célula más de nuestro cuerpo; en segundo lugar quedaría la billetera.

Y respecto a esa importancia que ha cobrado el telf, se nos ha presentado un problema: el perol se descarga muy rápido. 4 selfies y cae al 57% de energía o mantienes 4 chats por más de 10 minutos y te salta el aviso que está en rojo.

Pero no hay nada de qué preocuparse: es al menos la opinión que han llegado un puñado de científicos de la universidad de Washington.

Los panas de bata blanca se encerraron durante días en un cuarto con el objetivo de sorprender al mundo con la propuesta de su avance tecnológico y creemos que lo han logrado.

Adiós batería

Utilizando un circuito simple diseñaron un prototipo que no necesita batería porque funciona con ondas de radio; además el proceso de encendido también depende de cualquier onda de radio frecuencia, eso quiere decir que es necesario que exista una antena en un área de 9,4 metros, de lo contrario no funcionará.

Por ahora las pruebas están vírgenes así que no se conoce el potencial que pueda alcanzar el proyecto, pero se han ido probando funciones básicas como llamar.

Entonces, es básicamente un artefacto que mezcla propiedades de un teléfono con una radio; quizá parecido a un walkie talkie, ¿no?

¿El teléfono salvavidas?

Como mencionamos, el campo de estudio es aún muy virgen para tener una idea de lo revolucionario que puede ser el invento; pero una de los precursores de la idea, el doctor Vamsi Talla, ha explicado que este “teléfono” puede ser realmente importante.

“Imagina que estás en una situación en la que tu vida está corriendo peligro y tu teléfono se ha quedado sin batería; a quién vas a recurrir? Toda idea creativa obedece a una necesidad, nosotros no hemos descubierto el agua caliente, simplemente hemos puesto nuestro cerebro al orden de la ciencia y esto es el resultado de nuestras aproximaciones, aunque nuestro punto de inspiración ha sido el espionaje”.

En qué se basaron para crear este “teléfono”

Pues según los datos de la patente, se parece a uno de los dispositivos de vigilancia que se hizo el servicio de inteligencia ruso para espiar a uno de los embajadores estadounidenses en ese país en el prólogo de la II Guerra Mundial.

El artefacto fue bautizado como Great Seal Bug  y podría estar oculto en un cuadro o dentro de un reloj de pared.

Volviendo al tema actual, el doctor Talla explicó que por ahora el celular tiene una función dividida. “Un microcontrolador gestiona el dispositivo de radiofrecuencia, conectando el micrófono a la antena, donde el usuario presiona un botón para hablar, y conectando sus auriculares cuando el usuario quiere escuchar; pero no puede hacer ambas funciones a la vez”.

Para el ingeniero Rajk Rumer de la universidad de Carnegie Mellon, la humanidad ha dado un paso importante en el contexto de las comunicaciones. “Otro interesante paso en la evolución de la transmisión de energía sin cables”.

La conclusión a la que llegamos, después de haber conocido todos los aspectos de la noticia es que Alexander Graham Bell -el creador del teléfono- colocó los cimientos y este puñado de hombres está levantando y potenciando con paciencia la estructura de las comunicaciones del futuro.

Esperamos que nos le lleve tanto tiempo perfeccionarlo.