Mi escritor favorito, pero de lejos, es este señor.

El amo y señor del género literario basado en el terror, regresó de las tinieblas para dar su opinión acerca de esas obras salidas de su mente y pluma que actualmente están siendo producidas para la pantalla grande y chica. Ejemplos claros como “La Torre Oscura” en cines, y las próximamente a estrenarse “Kings Gerald’s Game” (En Netflix), e “It”, el filme más esperado por todos sus fans.

El autor concedió una entrevista para la agencia de noticias “The Associated Press” (AP) para comentar sus sensaciones como escritor a través de los años, asimismo, sus experiencias mientras éste creaba sus piezas maestras.

Ya con 70 años, Stephen King reveló que no le resulta importante si aquellos libros que trascienden a otros formatos coinciden con su obra original, “Para mí no es tan importante, realmente. Creo que son mejores cuando se apegan a los libros porque, no sé, siento interés como su dueño. Siempre pienso que algunas de las adaptaciones que no funcionan tan bien son aquellas en las que compraron el concepto básico pero dijeron, “bueno, le vamos a cambiar esto y aquello”, Así que siempre siento un poco como que compraron mi plataforma de lanzamiento y pusieron su propio cohete, y a veces el cohete ha explotado”, enfatizó.

Actualmente, el oriundo de Maine es el autor vivo con más libros adaptados al séptimo arte, específicamente, han sido 60 novales de su creación que han sido llevadas a los teatros.

Aunque no concuerde con ciertas adaptaciones de sus “Best Sellers”, King explicó que de alguna forma sigue sintiendo que forman parte de él, “Siguen sintiéndose mías. “It” se siente muy mía porque se mantiene cercana al libro… Creo que algunas de las reseñas dirán que es una especie de “Stand by Me” (“Cuenta conmigo”) con monstruos. Pero los niños no cambian mucho… Y lo lindo de “It” es que como cinta de terror funciona. Pero una de las razones por las que funciona (la única razón por la que una historia como esta funciona) es que a uno le llegan a importar las personas involucradas”.

Escribir terror no lo hace inmune a él, y en algunas ocasiones, “Steve” ha sentido temor mientras las escribe, “Es un poco diferente conmigo porque soy un escritor instintivo; no planeo mucho por adelantado. Sé hasta cierto punto a dónde voy, pero dejo que los detalles aparezcan mientras avanza la historia. Así que un par de veces he logrado asustarme a mí mismo. Cuando estaba trabajando en “The Shining” (“El resplandor”) y escribiendo sobre la mujer en la habitación 217, cuando el pequeño Danny entró y la vio en la bañera me asusté muchísimo”, apostilló.

Muchas veces como espectadores y consumidores de dichas obras, no contemplamos la magnitud del genio que dedicó su vida para entretener nuestros más intensos gustos, y no sólo para mi persona, sino para mucha gente, Stephen King es comparable con otros míticos autores de la misma estirpe, llámense Edgar Allan Poe o Nathaniel Hawthorne.

Pero el norteamericano es inmune a los elogios que recibe, “He leído a toda esa gente y respeto su trabajo, y yo hago mi propio trabajo lo mejor que puedo. Trato de no pensar demasiado en el pasado porque hay tanto en qué pensar. Y cada vez que oigo que influí en alguien o que hice que alguien quiera ser narrador, eso me hace feliz”.

El estreno del “remake” de “It” (“La Cosa”, en español) será el próximo 8 de septiembre, y estoy seguro de que seré uno de los primeros en hacer cola para comprar las entredas.

¿Ustedes no?