Las estudiantes canadienses buscan sugar daddies para mantenerse estudiando sin necesidad de tener que recurrir a un molesto trabajo que sabotee su tiempo libre para tomarse fotos en Instagram y criticar al sistema.

Encontraron la solución en una página que obedece al nombre de Seeking Arrangement, sitio web que se especializa en buscar sugar daddies– hombres que tienen un gran patrimonio capital y necesitan compañía femenina-.

Durante el 2015, en el sitio se registraban un total de 106 mil usuarios -mayoría mujeres- y ahora durante el año pasado la cantidad aumentó un 37%(206.800).

¿Discriminar en el nombre de Dios? En Canadá vas preso

El acuerdo entre las sugar babies y los sugar daddies

La página como se mencionó al principio es el puente que une los encuentros entre las suggar babies que necesitan una ayuda financiera y los sugar daddies que a cambio de proporcionársela quieren obtener una recompensar en su lugar. Ni que fueran toches.

 2700$ es el monto que se maneja y que va dirigido a cubrir tres áreas relacionadas con el plan de estudios de las sugar babies: el 39% va a la matrícula, el 30% al arriendo, y el 19% a los libros de investigación.

Hablan sobre la peligrosidad de los sugar daddies

Jenna, de 29 años explica su historia respecto a la relación que tuvo con un sugar daddy; diciendo que se enganchó con un promotor inmobiliario y la llevó de viaje a Vieques, Puerto Rico. Allí gastaron 1000$ en juguetes sexuales y ropa interior.

Al cabo de un tiempo, algo ocurrió: “Se volvió celoso y controlador“, dice. “Cuando no estaba con él, me llamaba y me escribía todo el tiempo para preguntarme qué estaba haciendo en ese momento. Me sentía interrogada”.

 

sugar daddies
Sugar daddies

Es decir, el tipo había perdido el norte. El sugar daddie cayó de pleno en ese terreno pantanoso del enamoramiento y empezó a sufrir porque quería tener una relación de verdad con Jenna, mientras ella se mantenía ceñida al acuerdo.

Seeking Arrangement se defiende

La portavoz de la página explicó que en otras ocasiones los eventos terminan de un modo diferente: La prostitución es algo estrictamente transaccional; a alguien le pagan por sus servicios sexuales. En cambio, una sugar baby tiene una relación con su sugar daddy. Muchas veces, estos arreglos se vuelven relaciones románticas y hasta terminan en matrimonio”, dice.

Las actrices porno también lloran

Merentes, el sugar daddie más famoso en Venezuela

Supongo que debe sonarles el apellido Merentes. Para quienes no saben, es el flamante director del Banco Central de Venezuela. Sí, el también tiene su cuota de culpa en el descalabro y el caos que se sucedió en el país en diciembre de 2016. Sin embargo, no es lo único a lo que debe su fama.

Sugar daddies
Sugar daddies

Por estas fechas, es decir, el 18 de febrero de 2016, un comentario inocente publicado en la cuenta de una niña hacía explotar Instagram:

Hyser Betancourt fue la chica que de forma inocente había confesado la vinculación sentimental con Merentes haciéndolo quedar como un voraz pedófilo en toda la sociedad y alimentando la desconfianza y el repudio que sentía ya de por sí el pueblo venezolano hacia el Gobierno.

La chama, después eliminó los comentarios, pero pavimentó el camino para que empezarán a investigar a Merentes y empezarán a descubrir cosas escalofriantes.

El periodista Manuel Molina en su columna, publicó unas declaraciones que de ser ciertas confirman la versión que se manejan en torno a su pedofilia: Fue la muchachita que era su “novia”. Resulta que Nelson tiene cámaras de seguridad en su casa, y la novia de 16 o 17 años -de ahí no pasa- que él mandó a operar completica, senos, cintura, etc., no sabía que podía ser filmada.”