Una comedia de amigos construida sobre la premisa de un hombre a punto de suicidarse, y la vinculación con un flatulento cadáver hablador, parecería una ridícula idea,  pero el cine es un medio en el que los milagros son posibles, y uno de ellos es Swiss Army Man (Hombre del ejercito suizo, o quizá una navaja suiza). Una película con un concepto aparentemente tan desagradable se convierte, a pesar de todo, en una meditación existencial casi profunda, digna de admiración cinéfila.

Ver trabajar con tal calidad a los escritores/directores, Daniel Scheinert y el exitoso Dan Kwan, no debe sorprendernos. En su video musical de 2013 para DJ Snake y Lil Jon, “Turn Down For What”, Scheinert y Kwan -quienes se hacen llamar “Daniels” – transformaron las premisas visuales de forma rítmica y pulsante  de erecciones y pechos en un espectáculo de celebración destructiva de la liberación sexual. Swiss Army Man, localiza la liberación de una manera diferente, pero no menos vulgar: pedos, una ocurrencia natural y tal vez incluso necesaria, que sin embargo está mal vista en público. Pero la liberación que los Daniels tienen en mente es algo más que sexual en esta ocasión, es personal y social.

Uno de los principales aspectos de la relación que se establece entre Hank (Paul Dano) y el cadáver (Daniel Radcliffe) -llamado Manny- es que Hank, pese a hallarse en una isla desierta y apunto de querer matarse, se encuentra en la posición de tratar no sólo de ayudar a Manny recordar el pasado completamente “olvidado”, sino también enseñarle sobre la vida en todas sus alegrías y decepciones. A tal fin, Hank incluso va tan lejos como para crear un universo a la medida en la isla con el fin de ayudar a ilustrar los puntos más finos del mundo para Manny. En este contexto, la comida basura y los éxitos pop se convierten en emblemas preciosos de la sociedad moderna a la que ambos están tratando de volver: una bolsa de bolitas de queso, el tema de Parque Jurásico de John Williams, incluso líneas de  “Cotton Eye Joe” de Rednex.

Swiss Army Man

Hank, sin embargo, resulta tener una perspectiva más bien estrecha que se liga a sus lecciones de vida. Conociéndolo a punto de ahorcarse, descubrimos que poco a poco, está sufriendo de algo más que la desesperación por sus menguantes esperanzas de alguna vez de ser rescatado de esa isla desierta. También es un depresivo que late con pesar por cosas que nunca hizo en su vida: relaciones familiares rotas que no pudo reparar, y otras que no llegaron a ser relaciones por falta de valentía. Hank convence inicialmente a Manny que la mujer que una vez amó resulta ser una mujer que Hank mismo no pudo conocer en un viaje de autobús, por miedo. Un fracaso que sigue acosándolo, y que, hasta cierto punto , trata desesperadamente de exorcizar a través de nuevo amigo cádaver.

Tal vez te interese también: 10 películas de Hollywood donde hubo sexo real

Por supuesto, una obsesión con el romance y el sexo no abarca exactamente el amplio ancho de la humanidad que Daniels nos plasma a través de conversaciones existenciales entre los personajes. Y, sin embargo, aunque el alcance de Swiss Army Man en cierta medida es superior a su alcance con orgullo procaz, hay algo que se mueve extrañamente sobre la sinceridad de los realizadores. Para todos los gags cada vez más absurdos sobre las utilidades del cuerpo de Manny, como una moto acuática propulsada por gas corporales, como un proveedor de agua dulce a través de vómitos explosivos e incluso como una brújula a través de sus erecciones, no hay ni un ápice de distanciamiento irónico en la película.

Swiss Army Man

Scheinert y Kwan son absolutamente serios en sus intentos, no sólo para volver a examinar algunos de los más universales experiencias humanas, sino también explorar la idea de una vida vivida sin límites, despojarse de las ataduras de las limitaciones sociales y darse cuenta de lo mejor que cada uno tiene.

Swiss Army Man es una película del género comedia dramática, que se estrenará el 24 junio de 2016, protagonizada por Daniel Radcliffe, Paul Dano y Mary Elizabeth Winstead. Escrita y dirigida por Dan Kwan y Daniel Scheinert.

Tal vez te interese también: Warcraft, la película: ¿no sabes de qué va? aquí te explicamos