¿Nunca te has preguntado por qué no te gusta que te halen del cabello bajo ninguna circunstancia excepto cuando estás teniendo sexo? Pues, bueno, la ciencia tiene la respuesta para ti y tu pareja.

Una encuesta para la revista Men’s Health ha encontrado que el 63% de las mujeres quieren que sus parejas las tomen del cabello mientras están en el acto sexual. Pero, ¿Por qué?

Halar del cabello es un acto de dominancia

Primero que nada es importante aclarar que halar del cabello es, esencialmente, un acto de dominancia, muy similar a dar nalgadas o, en casos extremos, ahorcar a la hora del sexo. Es un simple acto que afirma el control entre las sabanas, y muchas mujeres se sienten atraídas por eso. ¿Por qué? porque quieren sentirse dominadas.

Por supuesto, no todas las mujeres quieren ser dominadas, y no todas las mujeres quieren ser dominadas todo el tiempo. Hay un balance en ello. Después de todo, el sexo compromete siempre un poco de dominación y sentirse dominado, controlado o sentirse controlado, arriba o abajo. Si no fuera así, muy seguramente sería muy aburrido.

Algunas mujeres solo quiero algo diferente

Si estás de acuerdo con que te halen en cabello algunas veces, eso significa que te gusta ser sumisa de vez en cuando. Pero en algunos casos, una mujer que actúe sumisamente en la cama, no necesariamente lo es. Según los expertos de Quora.com, algunas mujeres puede gustarles ser dominadas en la cama, pero en la vida real son personas dominantes, incluso en su trabajo.

Para algunas mujeres poseer un carácter dominante al 100% en su vida puede resultar ser una carga e incluso hasta una complicación para la convivencia en general. Hay mucha responsabilidad en ello, y buscar el balance, estando en la cama, siempre es un buen catalizador de energía.

Un acto simbólico

El acto de halar el cabello es una figura simbólica que simula factores de tu conducta que carecen en tu vida cotidiana, en este caso, tu falta de sumisión. Es por eso que puede resultar tan placentero la mayoría de las veces. No estás cambiando tu forma de ser, solo estás expresando la carencia de una cualidad (algunas lo consideran debilidad) en tu vida diaria.

Sin embargo, puede suceder otra situación en la que la mujer es realmente sumisa en su vida cotidiana e intenta en ella no verse como tal, y su mejor refugio de expresión es en la cama.

Sentirse segura, pero sentirse deseada

Muchas mujeres pueden sentirse increíblemente excitadas al perder el control de todas las situaciones mientras están en la cama. Pero al mismo tiempo, ellas también quieren sentirse seguras. SexWithinMarriage.com explica que: “para muchos es una extraña yuxtaposición: muchas mujeres afirman que lo primero que quieren es sentirse cuidadas y seguras, y al mismo momento, sentirse inciertas y sin control. eso puede ser por muchas razones.”

Una de las razones más destacadas es que a pesar de que una mujer quiera sentirse segura, también quieren sentirse deseada. A pesar de las quejas que hay por como los hombres tratan a las mujeres como objetos sexuales, muchas mujeres en realidad, solo planean sentirse deseadas. Quieren sentirse seguras en un nivel físico, pero deseadas en su mente.

Muchas mujeres quieren eso, al menos cuando están de humor para ello. “La sociedad alienta a una mujer a verse a sí misma como un objeto de deseo; ser contenida, sumisa y azotada le permite actuar así”, afirma la Doctora Carol Queen,para Men’s Health.


 

Con información de Men’s Health, SexWithinMarriage.com y Quora.com.