The Doors fue una de las bandas que sirvió de base de construcción para la enorme estructura musical que es y continuará siendo el Rock clásico.

Según numerosos historiadores y biógrafos de la historia del Rock, el hecho de que su recuerdo sea inmortal, se debe a que su propuesta musical fue profunda y novedosa para la época.

Influida por la filosofía de Jim Morrison, su vocalista, la agrupación surgida a principios de 1965 trató de proyectar en el escenario las aficiones del cantante: poesía y teatro en conjunción con la música.

De hecho, la canción People Are Strange, que aparece dentro de nuestro conteo, ofrece muchos elementos que pueden ser asociados con un guión de teatro.

Además, Jim Morrison, ofrecía su particular show teatral a la multitud que lo esperaba al frente de la tarima, perfumado en estupefacientes y alcohol.

¡Comenzamos!

1.

Light My Fire

Fue grabado en 1966 y lanzado en 1967 dentro del segundo material de The Doors que se tituló Strange Days a cargo de la discográfica Elektra.

Debutó justo por detrás de Sgt Pepper’s Lonely Hearts Club Banda de The Beatles y desde entonces ha vendido más de 20 millones de copias.

Al principio las canciones de The Doors reflejaban el estilo despreocupado de la juventud de finales de los 60′ influido por el manifiesto hippie y la filosofía psicodélica.

Entonces, Light My Fire se convertiría en una extensión de la vibra que se respiraba en las calles.

Es la historia de un hombre que mantiene relaciones sexuales con una mujer hasta llegar al delicioso orgasmo producto de una altísima dosis de una droga enigmática.

2.

Hello, I Love You

Fue grabada en 1967 y salió en el álbum Waiting The Sun que salió a mediados de 1968 a cargo de la misma discográfica.

La la canción Hello, I Love You, debutó de primer lugar en los Estados Unidos, y no hizo sino reafirmar el legado que iba construyendo The Doors.

Gracias a su popularidad, surgió una curiosa anécdota. Un investigador de nombre Manuel Lorenzo reveló la probabilidad que la canción hubiese sido plagiada.

“El vocalista de The Kinks, Ray Davies demandó a The Doors porque la melodía vocal de Hello, I Love You era igual a All Day And All Of The Night.

The Kinks ganó el juicio.

3.

Break On Trough

Fue el primer sencillo de la banda. En 1965, salió en un demo de la banda que se tituló bajo el nombre de Aura Records.

A diferencia de Light My Fire, el tema pasó desapercibido.

Y aunque en el pasado tuvo muy pocas ventas, se ha utilizado en varias películas y videojuegos: Forrest GumpMinions, Rock Band, y Tony Hawk 2.

4.

People Are Strange

Se grabó entre mayo y agosto y se lanzó dentro de Strange Days en septiembre de 1967.

People Are Strange tuvo mejor fortuna que Break Of Through. Escaló hasta la duodécima posición en Hot US 100 chart, un ranking propuesto por la revista Billboard.

Allmusic, una página que realiza investigaciones sobre canciones de grupos épicos, indicó que People Are Strange tenía una profunda influencia de la música teatral de los cabarets que alzaban en los rincones de Europa.

Jim Morrison en su adolescencia fue influido por autores del existencialismo. Una corriente que refutaba toda creencia y ponía al hombre en un plano solo e infinito.

Es por eso que bebiendo de la fuente de Nietzsche, Baudelaire y Aldous Huxley, trató de construir algunas de sus canciones.

El caso más evidente que podemos encontrar es, precisamente, People Are The Strange. Un tema que según -continúa el análisis de Allmusic– habla sobre las drogas, la soledad y el hombre fundidos en un plano etéreo y existencial

Una puta obra maestra, en nuestra opinión.

Pero no fue la única.

5.

Riders On The Storm

Y en nuestro conteo no podíamos dejar de mencionar una de aquellas canciones que se erigen como el himno de la banda: Riders On The Storm.

Fue la última pieza musical que dejó Jim Morrison antes de dejar The Doors. Salió publicado en el disco L.A Woman en 1971.

La versión extendida alcanza los 7 minutos.El intro de truenos y lluvia fue incorporado por Ray Manzarek, el teclista de la banda.

Una frase de la canción está relacionada con un asesino en serie llamado Billy The Cook.

There’s a killer on the road