Top-five: modelos webcam latinas.

Las imágenes que están en vivo pueden resultar más interesante para los espectadores que observar un clip grabado. La sensación de cercanía que se establece entre el espectador y la pantalla es inigualable.

Por ejemplo, un partido de fútbol se convierte en un gran atractivo cuando la transmisión es en vivo; se desconocen las jugadas que confeccionaron el gol, qué jugadores anotaron y cuál fue el marcador final.

Una cosa similar ocurre con la pornografía en vivo y directo. Podrá existir una biblioteca enorme de videos pornográficos, pero si adviertes la presencia de una tal bluedemon_sex1998 ofreciendo un show mientras se mete un pepino en su vagina, probablemente, elegirás el gemido de conciertos en vivo y directo. Yo también lo haría.

Así que confiando en el gran potencial que tenía la inmediatez de la imagen y las insospechadas ocurrencias de las mujeres que transcurren sus días confinadas en un cuarto para satisfacer los más retorcidos y oscuros deseos de su público, un grupo de empresarios decidió explotar este campo.

¿El resultado?

Que mujeres en bancarrota o desocupadas se convirtieron en diosas de la webcam, y que su fama, empezara a extenderse a lo largo y ancho de todo el planeta.

El negocio funciona porque se apoya en la generosa remuneración que los usuarios pagan a las modelos que a modo de respuesta complacen sus más extrañas exigencias.

Lamerse los dedos del pie como si estuvieran practicando una mamada a un diminuto falo o masturbándose con una máquina cilíndrica morada hasta manchar las sábanas de placer, es sinónimo de engrosar su patrimonio financiero de una manera inmediata.

Hasta 6.000 dólares puede ganar en un día, según estimaciones de una cuenta colombiana que se dedicó a hacer un trabajo de campo sobre este fenómeno.  Top-five: modelos webcam latinas.

Lymia

Lymia nació en Venezuela y tiene 22 años.

Bisexual.

Es una entusiasta de cualquier tipo de baile, pero si existe uno en particular que vuelve loco a los usuarios es el twerking.

Pone su trasero a pocos centímetros de la pantalla, y empieza a levantar su nalga izquierda y justo después de unos eternos segundos, sube su nalga derecha, y a medida que la música va acelerando, su trasero, hechizado por el sonido, parece que fuese a invocar un terremoto.

Promedio de morbosos que visitan su perfil: 1.500.

Horas de trabajo por semana: 42.

Experiencia: un año. Ganancias por mes: 10 millones (pesos).

Clarisse Bonnet

Clarisse nació en Medellín y tiene 19 años.

Estudia literatura.

El punch de su show es aparecer en pelota mientras patina a lo largo de todo el estudio, además y debido a sus aptitudes artísticas, ofreces shows de body paint. Top-five: modelos webcam latinas.

Va pintándose desde la cabeza hasta los pies. Detiene el pincel en sus tetas y lo pasa a poca velocidad, como imaginándose que se trata de un pene dispuesto a colorear de placer todas sus fantasías.

Promedio de morbosos que visitan su perfil: 1.800.

Horas de trabajo por semana: 30.

Experiencia: un año.

Ganancias por mes: 12 millones (pesos)

Nia Redfield

Nia nació en Medellín y tiene 19 años.

Desde pequeña y debido al trending del tema en su ciudad, quiso convertirse en una modelo webcam.  Top-five: modelos webcam latinas.

Habló con sus padres y ellos, sorpresivamente, la apoyaron.

Promedio de morbosos que visitan su perfil: 2.000.

Promedio de horas de conexión por semana: 30.

Experiencia: un año.

Ganancias por mes: 14 millones (pesos)

Kattie Kate

Kattie Kate nació en Medellín y tiene 23 años.

Kattie Kate tiene una gran ventaja. El hecho de que pueda mantener en perfecto inglés con sus usuarios la convierte en una de las chicas más interesantes para sus foráneos usuarios, que además son los que pagan las recompensas más elevadas.

Entonces, en ese sentido, Kattie Kate, la supo hacer.

Promedio de morbosos que visitan su perfil: 2.000.

Promedio de horas de conexión por semana: 48.

Experiencia: 10 meses.

Ganancias por mes: 15 millones.

Kianna Mils

Kianna nació en Bogotá y tiene 21 años.

Kianna es una chica Suicide Girls, así que tiene dos empleos. Tan mal no le va.

Utiliza sus horas en el chat para colgarse con las tetas al aire en un aro metálico que tiene en el cuarto, además de realizar cualquier movimiento gimnástico que resulte erótico para los usuarios.  Top-five: modelos webcam latinas.

Promedio de morbosos que visitan su perfil: 2.500.

Promedio de horas de conexión por semana: 25.

Experiencia: 1 año.

Ganancias por mes: 16 millones.

Y ahí las tiene, el top-five: modelos webcam latinas que han puesto patas arriba el mundo de la pornografía en vivo.

Disfrútalas sabiamente.