El locutor y creativo Falco Antonio cerró su ciclo como integrante de El Monstruo de la Mañana para desarrollar diversos proyectos audiovisuales.

Por: Carlos Flores

Ha trabajado como locutor, productor, escritor de radio y tv, columnista de prensa y medios digitales. Falco Antonio saltó del centro del país para ser protagonista de algunos de los proyectos más interesantes que creativo alguno pueda imaginar para su currículo. Se ha paseado por radios, canales de tv, redacciones de periódicos y revistas, siempre dejando a su paso una distintiva marca de humor corrosivo y una carga de ganas y honestidad que quienes le conocemos desde hace una pila de años, aplaudimos y respetamos.

 

Dejas un programa super establecido como El Monstruo de la Mañana en 92.9. la pregunta básica es: ¿por qué?

-El Monstruo de la Mañana fue una de esas oportunidades maravillosas de la vida, Agradecido siempre con el director Jaime Nestares y todos quienes trabajan allí. Aun más realizando ese programa con amigos como Tom Monasterios y Juliette Pardau, además que no sé cómo fuimos a parar juntos desde los Hijos de Su Madre. Fueron 4 años de risas durante 3 horas diarias Una alegría total que se reflejaba en la transmisión de 6 a 9 a.m. Decidí retirarme para cumplir metas personales, proyectos creativos que requieren tiempo completo. Sin duda que extraño esas 3 horas en radio, pero deseo ir más allá. Siempre me ha gustado plantearme retos y lograrlos… a al menos haberlo intentado… porque, vaya que se aprende en el proceso.

 

Yo sé que de repente no es fácil hablar de los colegas. Pero además de locutor eres un productor creativo y conoces sobre la radio casi que detalladamente. ¿Cómo vez la calidad actual de lo que se hace en la radio capitalina?, que, al final, es lo que termina influenciando al interior del país…

-Si, no es fácil hablar de los colegas, por eso no lo hare’ (Risas)

Pero en líneas generales tienes razón en el punto que desde Caracas no solo eres influencia en la capital, si no en todas las ciudades donde logras ser escuchado. Los noveles toman como ejemplo tu vocabulario, estilo, hasta la manera de hablar y temas, pensando que eso es lo que cautivara’ a la audiencia y no desarrollan su propio estilo. En cuanto a la calidad hay cosas buenas y malas, solo el criterio de cada quien decide, hay público para todo, los oyentes se dirigen hacia el lado de su coeficiente radial o audiovisual.

 

¿Crees que tú, en lo personal, estuviste al nivel de lo que exigía el programa? ¿Qué faltó por hacer?

IMG_5980

-Es difícil responder eso, creo que mejor deberías preguntarle eso a cada uno de los cientos de millones de oyentes que disfrutaron de mi voz de señora con gripe… (Risas). Por hacer en el Monstruo quedaron muchas cosas, lo único que falto’ fue tiempo.

 

En tiempos donde todo los profesionales de medios se quejan de no tener libertad creativa donde sea que trabajen, ¿cómo fue tu experiencia en este sentido, en 92.9 fm?

-Plena libertad. Tom Juliette y yo experimentamos con todo lo que se nos ocurría, cuidando claro el lenguaje pero diciendo la verdad, lo que todos los oyentes estaban pensando pero que no podían decir,  todo empleando el humor, secciones, sketchs o de forma espontánea al aire con el día a día.  Pienso  que el éxito del programa se basó en la sinceridad y el cómo expresábamos las cosas, sin fanatismo político, sino como ciudadanos descontentos conversando en una fiesta, como todos quienes nos escuchaban.

 

¿Cuántas puertas realmente se abren al estar en un programa de radio exitoso?

-Es algo relativo, para mí las puertas las buscas tú y si no se abren pues trabajas para conseguir las llaves. Nos llegaron unas cuantas puertas abiertas para hacer televisión y teatro, pero no era lo que queríamos hacer en ese momento o por compromisos externos  individuales, no coincidíamos. Aquí llegamos a conocer muchísima gente, artistas, cantantes, políticos, en general personas influyentes de los medios y no tanto. En nuestro caso nos sorprendía cuando muchos de los antes mencionados se enteraban que éramos nosotros y nos comentaban con agrado secciones y frases que decíamos en el programa, nunca imaginamos que también nos escucharan personajes tan relevantes, ya que eran más target de un Cesar Miguel Rondón, Eso nos demostraba que a pesar de ser muy serios por fuera también tienen sus corazones rocheleros.

 

Mencionaste la televisión, fuiste parte del programa Dementes Veloces en Globovisión, pero inicialmente ése fue el nombre de un programa de radio y tv que has mantenido durante muchos años. ¿Cómo fue esa experiencia en Globovisión?

-Si, desde un principio no estuve de acuerdo con que le colocaran ese nombre. A pesar de no haberlo registrado a principio de los noventa lo sentía como mío, Dementes Veloces fue el espacio que había marcado una época dorada para mí en radio y televisión. Pero bueno, es solo un nombre, la marca y la escuela quedó. Gracias a Dementes Veloces en Radio Satélite  Eduardo Páez y yo nos dimos a conocer con nuestro estilo en todo el centro de Venezuela, Valencia y Maracay, mucha gente me comenta aun que crecieron escuchándonos. Y con Dementes Veloces en televisión, logramos llamar la atención de Luis Chataing que nos contrató para trabajar en Ni tan Tarde. Como te dije, cuando me ofrecieron lo de Globovision no estuve de acuerdo, pero después dije, bueno, solo es un nombre, además tenía la confianza de que sería hasta algo mejor o parecido pero no dependía solo de mí.

 

¿Por qué sales del programa, considerando que era el nombre que usabas durante años? ¿Hubo problemas con el resto del staff?

-Supera el nombre Carlos, yo lo hice  (Risas) El nombre vino ya con la propuesta, quien lo hizo lo había escuchado en Planeta F.M Caracas en donde un tiempo también hice radio con ese nombre.  Me retiré por diferencias de criterios con mis compañeros tanto de humor como de nuestra producción, Me gusta trabajar por pasión, no por dinero. No sé, es mi criterio… inaceptable para algunos.

 

¿Qué harías diferente si te plantean otra vez hacer ese mismo programa en Globovision?

-Crear una propia empresa de producción y tomar las riendas totales. Si algo sale mal estoy en la capacidad de aceptarlo y hacer todo lo posible por mejorarlo.

 

Hablando de Egos ¿Qué tal fue trabajar con gente como Chataing, Henrique Lazo, Iván Matta, Erika de la Vega Anamaría Simon entre otros?, ¿cuánto aprendiste de ellos?

-Con ellos realmente aprendí a diversificar mi humor, a redactar y producir para cada uno, cada quien tiene su personalidad, Yo venía de escribir humor solo para mí, a mi estilo. Y es algo que siempre le menciono a quienes me preguntan cómo hago para escribir de formas diferentes, les respondo que tienen que estudiar y conocer a los personajes. Por darte un ejemplo, A diferencia de Chataing, Lazo repudia los guiones políticos, con Erika y Anamaría tuve que comenzar a pensar como mujer (Risas)

 

Tienes planes para rodar una película. ¿Cómo va eso?

-La gente si es chismosa vale. Va bien, ajustando aun pero todo listo. Es un proyecto que engavete cuando  entre’ en el proyecto de televisión. Es una película formato comedia sobre la radio en general. Solo 2 personas están involucradas en la producción de la misma, desde el guion hasta la filmación. Mi socio Daniel Vega y un tal Falco Antonio. Como protagonistas  toda la gente (Incluyendo a Juliette Pardau que triunfa en Colombia) y estructura física de 92.9. La colaboración de la directiva y el talento ha sido total lo que garantiza su éxito. Pero cuando vaya por la mitad te aviso para contarte lo más importante de esta realización.

 

Siempre me he preguntado, ¿cuánta paciencia hay que tener para calarse ciertos egos en los medios en que te ha tocado laborar?

-Gracias a Dios la mayoría con quienes he trabajado se han convertido en mis amigos, así que sus egos pasan a ser tonterías pasajeras tipo adolescentes malcriados. Ahora, si son egos insoportables pues simplemente me retiro.

IMG_5981

¿Qué proyectos piensas desarrollar en esta nueva etapa?

-Ahora cuando decidí producir para mi me estoy asustando, hay muchas cosas anotadas y desarrolladas en guión que solo falta materializarlas, La película sobre la radio es primordial, ya hasta directivos de las cadenas de cine me preguntan para cuándo estará  lista y además hay otras dos películas más escritas,  obras de teatro, stand up, y créeme que hasta componer canciones. Pero pienso en el mercado internacional. Para mi campo de trabajo aqui en Venezuela lamentablemente ya no es rentable económicamente ni seguro realizar proyectos audiovisuales, Negarlo sería una hipocresía del tamaño de la crisis que vivimos. Espero al igual que todos en el medio que esto cambie, pero  sabemos que no será inmediato. Igualmente realizaré proyectos locales pero, ¿por qué no probar?  Afuera se han interesado por mi trabajo y otros proyectos, esto me consuela un poco, es el tema que me mencionabas al principio de haberme ido de 92.9,… Un Deja Vu! ¿Volvemos a empezar la entrevista? (Risas)