Ser motorizado en La Ciudad del Pecado no es nada fácil

 

Realmente sería complicado decir con exactitud cuando el término “motorizado” empezó a usarse en Venezuela para referirse a todos los conductores de motos, pero si tuviese que adivinar diría que inició hace 15 años, casi al mismo tiempo en que llegó la revolución que tanto amamos, la bonita, la roja rojita, esa misma que convirtió a todos los motociclistas en “malandros” potenciales a los ojos del resto de los ciudadanos.

Y es que antes, en la época en la que los venezolanos llamamos “La Cuarta”, no existían tantos motociclistas. El que tenía una moto, la tenía para salir a pasear los fines de semana, despejar la mente, experimentar la libertad de ir a donde quisieras, algo que solo una maquina como esa podría brindarte. Sin embargo, la realidad actualmente es otra.

motorizados1

Me atrevo a decir que el número de vehículos de dos ruedas ha igualado a los de cuatro, en este caso por necesidad ya que los precios de los automóviles no son para nada accesibles, como muchas otras cosas en Venezuela.

Este factor no solo aumento el tráfico en la ciudad de Caracas haciéndola parecer una Bangkok cualquiera, sino que permite camuflar muy bien a los delincuentes que aprovechan las horas pico para hacer de las suyas sacando ventaja de la facilidad que tienen las motos para moverse a través de una capital totalmente congestionada.

motorizados2

Pero si creían que los únicos afectados son los conductores de automóviles, entonces han estado muy equivocados. Realmente padecemos el mismo mal, cada vez que tienes que recorrer Caracas o la ciudad de los pecados, como yo la llamo, debes prepararte muy bien física y mentalmente, ya que no solo tienes de rivales a los autos, que en cualquier momento podrían derribarte, sino que también debes preocuparte por los otros motorizados que van a la par contigo, porque no sabes si alguno de ellos te tiene el ojo montado y desean arrebatarte tus pertenencias, sobre todo los que llevan pasajeros o “parrilleros” como los llamamos.

Breinguash:  Los jóvenes en Venezuela no nos dejamos engañar con política rancia

Francisco Fajardo en hora pico

En la autopista Francisco fajardo, la cual es la vena principal de circulación vehicular de la ciudad, contempla tres horas pico, pero las más importantes son a las 6 de la mañana y a las 5 de la tarde.

[divider]6:00am [/divider]

en estas primeras horas de la mañana la ciudad se convierte en un enorme estacionamiento, es incluso complicado hasta para los motorizados transitar por esta autopista tan temprano. Pero no por esto se debe bajar la guardia, de hecho hay muchos que tienen el ritual de beber más de una taza de café para estar muy atentos mientras conducen, en mi caso es una bebida energizante y es que las primeras luces del día dan paso a muchos accidentes de moto, las sirenas de las ambulancias pueden escucharse por casi toda la ciudad.

[divider]5:00pm [/divider]

Durante el transcurso de este periodo regresan a casa quienes se encontraban trabajando, pero si en ese tiempo estás en una motocicleta tampoco es prudente descuidarse. Mentalmente estás consciente de que muchos no tuvieron un excelente día y que en cualquier momento podrías ser víctima del desahogo de la furia de algún otro conductor, sin embargo, tampoco es el único pensamiento agobiante que cruza tu mente. Luego de las cinco de la tarde, el día se vuelve noche, el momento en que los monstruos salen a patrullar las calles en dos ruedas, hambrientos y sin miedo a nada. En este punto es cuando te conviertes en un Johnny Cecotto, corriendo a todo lo que da tu moto en la pista más terrorífica del país para llegar a tu casa y fumar media caja de cigarros para disminuir el estrés.

[divider]Las V-Strom de los “Poli-nacionales” [/divider]

Con toda seguridad puedo decir que estos motorizados de uniforme son los peores conductores de motos, los más desconsiderados y los más torpes de todos sobre un Kawasaki, V Strom. Ellos debieran ser el ejemplo del buen conducir para el resto, pero no. De ellos he visto como en pleno congestionamiento conducen a más de 70Km/h, también como se montan en las aceras y como atropellan a otros motorizados sin siquiera sufrir de algún remordimiento. Tampoco se puede ignorar lo ineficaces que resultan al perseguir a otro malhechor en dos ruedas. Indudablemente La Policía Nacional es la peor raza de motorizados que tiene este país y si no me creen, los invito a esperarlos en las autopistas de la ciudad para que sean testigos de su ineptitud al volante.

motorizados3

En lo personal nunca me he considerado un motorizado; motociclista es el término que prefiero, pero ciertamente no importa como desees ser llamado, el riesgo de sufrir cualquier calamidad al andar en dos ruedas es bastante alto en esta ciudad. Aun así, quienes realmente sentimos pasión por las motocicletas tratamos de vivir cada momento por muy efímeros que sean como lo llegamos a imaginar cuando compramos o heredamos estas increíbles maquinas.

Lee también:

Saqueos y desórdenes en Venezuela nos preparan para lo que viene

En Venezuela intentan distraernos con circo, pero se les acabó el pan

La Granada: el nuevo símbolo de poder del hampa