No se trata de estar o no contra el aborto, es aprovecharse de estos casos para hacer dinero

Un grupo anti-aborto difundió recientemente un video de dos horas en el que se puede observar la negociación para la adquisición de partes de fetos, en lo que ellos catalogan como un negocio sucio por parte de la organización Planned Parenthood.

La evidencia que se muestra en el video que fue difundido por el CMP (Center for Medical Progress) grabado de forma encubierta por actores que fingieron estar interesados en la compra de tejido de un feto a una mujer de la organización. Ellos afirman que se trata de la directora principal de Servicios Médicos de la multinacional Planned Parenthood Federation of America, Deborah Nucatola.

En el video podemos escuchar a la mujer describiendo sus técnicas para no dañar al feto en el momento de la extracción y así poder vender las partes que les piden “nos hemos vuelto muy buenos en sacar corazón, pulmón, hígado, porque sabemos eso, así que no voy a aplastar esa parte, voy básicamente a aplastar más abajo, voy a aplastar más encima, y voy a ver si puedo tenerlo todo intacto“.

BreinguashReaparece el Ku Klux Klan luego de la masacre de Charleston

Sin embargo, Planned Parenthood en un comunicado del 14 de julio de 2015 afirma que lo que hacen es totalmente legal y ético “Un grupo bien financiado que tiene como propósito dañar la misión y los servicios de Planned Parenthood ha promovido un video fuertemente editado y grabado en secreto que representa falsamente la participación de Planned Parenthood en programas de donación de tejidos que apoyan la investigación científica para salvar vidas”.

Las acusaciones van y vienen, pero lo cierto es que el caso causó revuelo, el video se volvió “viral” y ya el Congreso de Estados Unidos afirmó que se investigará el caso, según información de Washington Post.

 

Con info de Washington Post

Lee también:

[Imágenes] La NASA llega a Plutón luego de un viaje de casi 10 años

La famosa modelo y YouTuber que nació con dos vaginas

Las narconovias: mujeres y sus parejas narcotraficantes

La extraña historia de Rachel Dolezal, la activista negra que en realidad es blanca