Yael Farache no es más que una copia “Naif” de Donald Trump

Yael Farache y sus cavilaciones, son la última novedad. Reapareció un día porque a alguien le resultó fascinante la numerosa cantidad de ideas clasistas, racistas, discriminatorias, y obsesivas, que recitaba en un video, de esos que ahora están tan de moda, especialmente en la gente que tiene poco auditorio, y unas ganas enormes de escucharse a sí mismos.

Con su acento del “este caraqueño”, su naturalidad para confesar pensamientos “sifrinezcos” y su absoluta ausencia de corrección política, Yael, se lanza a la carga en las redes sociales, con sus grandes lentes hipsters y sus famosas tomas de su pecho en las que es imposible quitar la mirada, absolutamente consciente de su rol como la líder de opinión que quiere ser.

yael4.

Sin embargo, la muchacha hasta el sol de hoy, solo ha sufrido de desatinos en la mayoría de sus publicaciones sin siquiera notarlo. Ya sabemos que la sintaxis no es el fuerte de Yael, y la coherencia parece que tampoco. Aquí ponemos una cita textual, porque intentamos interpretarlo, pero realmente se nos hizo imposible:
“No creo en las bondades de la democracia (y en esto incluyo a las Repúblicas que son democracias indirectas). La igualdad es grotesca. Me gustan las jerarquías, el orden, la higiene y la civilización. Sin la discriminación es imposible el raciocinio y de la discriminación emanan todas las cosas que hacen a una sociedad libre y próspera. Desde luego que de fiesta ninguna suelo ser el alma. Leer Acapulco70 es un acto subversivo, pero por lo pronto sigue siendo legal, así que si lo vas a consumir que sea de un atracón”.

Breinguash:  9 cosas que dicen y hacen los evangélicos intensos

Nos parece perfecto que crea en la civilización y en la discriminación al mismo tiempo. Dice también que no cree en la democracia, pero cree en las rangos, y en el orden, pero de igual manera su blog , es un acto revolucionario . Es decir, es alguien que cree en el orden, y simultaneamente  tiene sus lucubraciones con la sedición, aunque el propósito no quede claro.

yael5

De todos los artilugios que echa mano la retórica para persuadir al público, su preferido es la media verdad, porque es ambiguo pero parece relacionado. Una mentira puede refutarse con evidencias y, por lo tanto, desactivar un argumento. Una media verdad no y su efecto de primacía no se pierde. Podemos hacer uso de la media verdad intencional o inconscientemente, pero el efecto es el mismo. El discurso de Yael está brillantemente estructurado con medias verdades, deduzco que de manera inconsciente. Debido a su experiencia de vida, aislada en un mundo aburguesado según ella.
Por lo demás, Yael podría ser una solitaria, que necesita preguntarse y contestarse, que quiere que creamos que tiene “un acento raro”, que copia y pega cosas que lee y recuerda, pero que evidentemente no entiende bien. Yael Farache es temeraria en general, predecible, y de verdad, excepto por la confesión del canibalismo que habría que mirar, es tan inocua como para que la dejemos en paz.

He aquí una pequeña muestra de por qué nuestro amor hacia Yael Farache es tan grande. ¡Bravo chica eres toda una campeona!

FullSizeRender

Y este es el link del video en el que habla de colocar los muros: http://on.fb.me/1M9uKWB

 

Lee también:

¿Discriminar “en el nombre de Dios”? En Canadá vas preso

6 desastres que ocurrirían en el mundo si los homosexuales siguen obteniendo derechos

Bullying: pasé 12 horas con los cristianos